Proceso Productivo

Faena

Los pollos llegan desde las granjas, en camiones jaulas especialmente preparados.

Una vez ingresados a faena, son descargados manualmente. Con posterioridad, colgados en una noria transportadora.

Luego del sacrificio, entran al sector pelado, donde se les retiran las plumas.
Ya despojados de ellas, se transfieren automáticamente hacia otra noria. En este momento, se cortan garras y toquitos, los cuales se escaldan, se pelan, se empacan y se congelan.

La nueva noria recorre el sector eviscerado, a fin de realizar ese proceso.
De aquí se obtienen: por un lado, el pollo eviscerado; por otro, las menudencias comestibles, que se envían al sector de empaque, donde son fraccionadas y refrigeradas o congeladas, para su destino a los distintos mercados.

Seguidamente, son descolgados de la noria para caer en los "chillers", (tanques de agua); y permanecer allí hasta adquirir una temperatura menor, de 4ºC aproximadamente.
Después de enfriados, son recolgados en otra noria; clasificados de acuerdo a su calidad (A o B); y pesados en una balanza dinámica.
Realizada esta selección:

  • un porcentaje de los pollos es derivado al sector trozado, para obtener los tres cortes principales: alas, pechugas y cuartos (es posible sacar también alas dos juntas, drumettes, patas, muslos y otros).
  • Las alas son directamente empacadas.
  • Las pechugas, ya peladas, derivadas al sector fileteado.

Aquí se separan los fillets de las carcazas, se recortan y se prolijan las piezas. Por último, ingresan a un girofreezer para conseguir un producto congelado (IQF); o se empacan como producto fresco.

El empaque de fillets varía de acuerdo al mercado. Para exportación, se los pesa en una balanza dinámica, que los separa en rangos variables de 20 en 20 gramos. Para el mercado interno, se empaquetan a granel y sin calibrar.

Las carcazas son enviadas a la sección CMS (Carne Mecánicamente Separada). Allí, una máquina separa la carne del hueso, para convertirla en una pasta llamada CMS o MDM, la cual es envasada y llevada a los túneles de congelado.

Con los recortes surgidos a partir del prolijado de los fillets para exportación, se procesa una pasta llamada “trimming”, que mezclada con los condimentos necesarios, se utiliza para fabricar los derivados (embutidos y medallones). Estos son embalados y congelados.

  • Los cuartos ingresan a un girofreezer para lograr cuarto IQF (congelado individual); o se empacan directamente como frescos.
  • El resto de los pollos continúa a través de la noria, al sector de empaque, donde se los clasifica en sus diferentes variedades: pollos con menudos, pollos sin menudos, pollos de mercado interno y pollos de exportación.

Para el mercado interno, son embolsados y calibrados en balanzas dinámicas, según un rango determinado. Ubicados en cajas con 20 Kg., son dirigidos a los túneles de refrigeración (si se trata de un producto fresco) o a los túneles de congelado (si se trata de uno congelado).

Para el mercado externo, son calibrados previamente a su embolsado individual; clasificados por diferentes rangos y pesos, acorde a la demanda del cliente; empacados en cajas cerradas, que pasan al túnel de congelado.
Todos los productos terminados, son remitidos a los túneles de enfriamiento-congelamiento, para cerrar el proceso de refrigeración. Una vez descargados, son palletizados y almacenados en cámaras, a la espera de su posterior expedición.

Alimentación     Volver     Rendering